2604 Nolensville Pike, Suite C. Nashville, TN. 37211
(615) 781 6881
help@clgtn.com

Una orden de deportación no significa que las opciones se acabaron: te explicamos por qué

Created with Sketch.

Una orden de deportación no significa que las opciones se acabaron: te explicamos por qué

De acuerdo con datos del Centro de Información y Acceso de Registros Transaccionales (TRAC) de la Universidad de Syracuse (Nueva York), entre los años fiscales 2011 y el 2019 las cortes de inmigración emitieron 959,555 órdenes de deportación. No se sabe cuántas han sido ejecutadas.


Un albañil que resultó herido en el colapso parcial del Hard Rock Hotel que se construye en Nueva Orleans, Louisiana, y que fue detenido dos días más tardes por agentes federales, se encuentra a punto de ser deportado de Estados Unidos.

Identificado como Delmer Ramírez-Palma, el inmigrante de origen hondureño fue uno de los más de una docena de trabajadores que resultaron heridos en el accidente registrado el 12 de octubre.

En el derrumbe de varios pisos murieron al menos dos personas. El inmigrante fue detenido días después de la tragedia por agentes de la Patrulla Fronteriza (CBP) en el Refugio Nacional de Vida Silvestre Bayou Sauvage en Nueva Orleans, ubicado a unas 15 millas del hotel, confirmó la Oficina de Inmigración y Aduanas (ICE) en un comunicado.

Ramírez Palma tiene una orden de deportación emitida en febrero de 2016 y actualmente se encuentra bajo custodia de ICE “a la espera de su traslado a su país de ciudadanía”, agregó la agencia.

“Lamentablemente ya tenía una orden de deportación”, dice Abel Núñez, director ejecutivo del Centro de Recursos Centroamericanos (CARECEN), quien agregó que en estos casos por lo general el gobierno ejecuta la orden de expulsión de manera acelerada.

Busque ayuda

“Muchos inmigrantes que tienen una orden de deportación no lo saben”, dice Núñez. “Muchos, cuando son detenidos, los procesan y luego los dejan en libertad. Pero por desconocimiento no van a la corte, piensan que son libres y se pierden dentro del sistema”; agrega.

El problema asoma cuando, como en el caso de Ramírez-Palma, “las personas entran en contacto con las autoridades policiales y descubren que tienen una orden de deportación. Ahí es cuando se dan cuenta de la gravedad del asunto”.

De acuerdo con datos del Centro de Información y Acceso de Registros Transaccionales (TRAC) de la Universidad de Syracuse (Nueva York), entre los años fiscales 2011 y el 2019 las cortes de inmigración emitieron 959,555 órdenes de deportación. No se sabe cuántas han sido ejecutadas.

Según datos de la Oficina de Revisión de Casos de Inmigración (EOIR), entre el 1 de octubre de 2018 y el 30 de junio de 2019, se emitieron 57,539 órdenes de deportación en ausencia (un promedio mensual de 6,393).

En 2018 el número de órdenes de expulsión en ausencia fueron 46,058, y en 2017 alcanzó las 41,914.

No se duerma

La clave para defender su derecho de permanencia depende de cuán rápido de mueva y busque ayuda legal para revisar su caso.

“Más que todo, asesorarse legalmente. Para eso hay que revisar su expediente y buscar posibilidades y que usted no lo sabe que existen”, dice José Guerrero, un abogado de inmigración que ejerce en Miami, Florida. “En algunos casos se ha descubierto que el inmigrante no fue a la corte porque el gobierno envió una Notificación de Comparecencia (NTA) sin fecha de presentación y dirección. En esos casos, el gobierno debe comenzar todo de nuevo, un nuevo juicio”, añade.

Guerrero dice además que “también se puede presentar una moción de reapertura porque aparecieron nuevas evidencias a favor del caso. Pero para todo eso se necesita que sea un abogado certificado el que revise el caso y le presente una estrategia legal”.

Razones legítimas

“Si bien el gobierno ciertamente tiene el derecho de deportar a personas con órdenes legítimas de deportación final, muchas de esas órdenes pueden estar sujetas a impugnación”, dice Stephen Yale-Loehr, profesor de la Facultad de Derecho de la Universidad de Cornell, en Nueva York. “Los inmigrantes tienen derechos”, agregó.

Por ejemplo, explica, “dadas las ineficiencias en el sistema de tribunales de inmigración, muchas personas pudieron haber recibido una orden de deportación ilegalmente porque ICE no tenía su dirección correcta para notificarles sobre su fecha en el tribunal de inmigración”.

Yale-Loehr indica que, “en estos casos, las personas afectadas pueden tener el derecho de reabrir su caso de inmigración. Busque un abogado ahora”

Seis meses de plazo

“Las personas que tienen orden final de deportación en ausencia y nunca se enteraron de que debían presentarse a la corte de inmigración, tienen un plazo de seis (6) meses para reabrir su caso y explicar por qué no se presentaron y el juez emitió entonces una orden de expulsión de Estados Unidos”, explica Lilia Velásquez, una abogada de inmigración y profesora adjunta de la Facultad de Leyes de la Universidad de California, en San Diego.

“Pueden explicar y demostrarle al tribunal por qué no se presentaron, por ejemplo, que el gobierno emitió la orden de comparecencia con una dirección equivocada, o sin un lugar físico donde acudir ni una hora específica. Y que por esa razón no fueron y la corte decidió expulsarlos en ausencia”, agregó.

Pero en general, “cuando el juez emite una orden de deportación final no hay vuelta de página”, previene Velásquez. “Las personas que tienen estas órdenes y no tienen argumento para impugnarlas, tienen que saber que van a ser deportados. Y si los arrestan no tienen derecho a comparecer nuevamente ante un juez”, advirtió.

 

Por: Jorge Cancino

cortesía de:

Univisión Noticias 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *