2604 Nolensville Pike, Suite C. Nashville, TN. 37211
(615) 781 6881
help@clgtn.com

FAMILIA

Created with Sketch.

Familia

Derecho de familia es un área del derecho que se ocupa de todos los aspectos de las relaciones familiares. Derecho de familia abarca: la adopción, custodia y visitación, los derechos del niño, sustento de menores, pensión alimenticia, acuerdos de separación, el divorcio civil y militar (la disolución del matrimonio), la división de los bienes gananciales (división equitativa), asuntos de derecho de ancianos, la planificación del patrimonio, sucesiones y fideicomisos, testamentos y haré concursos, sucesiones, seguros, acuerdos de convivencia, acuerdos prematrimoniales (prenupcial), el matrimonio y otras cuestiones jurídicas pertinentes a la familia.

Tribunales de justicia de la familia en general, entienden de casos relativos a la disolución del matrimonio, la separación jurídica de las partes, la nulidad del matrimonio, custodia de los hijos, hijos y del cónyuge, las cuestiones jurídicas de derecho de ancianos, peticiones de violencia doméstica, y los casos de planificación de sucesión, como testamentos, voluntad concursos, tutela, seguros, sucesiones, fideicomisos y otros inmuebles relacionados asuntos legales.

  • Divorcio

    Divorcio

    El divorcio es el proceso legal de terminar un matrimonio. Incluso cuando una pareja de mutuo acuerdo decide obtener el divorcio, todavía puede ser un proceso emocionalmente difícil. Durante un divorcio hay asuntos que deben ser tratados, incluyendo la manutención de los hijos, la custodia de los hijos, las visitas, la división de propiedades y la manutención del cónyuge. Sin embargo, los resentimientos, la tristeza y vergüenza hacen más difícil para que las parejas tomen decisiones mutuas con respecto a estas consideraciones.

     

    Existen dos vías para ello, la más recomendable pasa por alcanzar un acuerdo entre las partes, lo que implica la suscripción de un convenio regulador en el que queden especificadas las condiciones de la quiebra estableciéndose las relaciones de los hijos (si lo hubiese) con sus progenitores tanto en el aspecto personal como patrimonial y teniendo siempre en cuenta el superior interés de los menores.

     

    Si no fuese posible alcanzar un acuerdo no quedará más remedio que acudir a un procedimiento contencioso en el que finalmente un Juez establecerá las medidas que regirán las relaciones futuras.

  • Custodia

    Custodia

    “Custodia de menores” es un término legal que se utiliza para describir la relación y las obligaciones entre uno de los padres y el hijo en vista de situaciones en las que ambos padres del niño no desean más compartir la relación entre sí. Dicha situación puede implicar un divorcio, una anulación o una separación, en la que los niños presentes en la relación no pueden vivir con ambos padres y deben estar bajo el cuidado primario de uno de ellos, quien tomará las decisiones por el niño y cuidará de él. Los tribunales estatales tienen jurisdicción para decidir si el niño vivirá con el padre o la madre basándose en los mejores intereses del niño.

     

     

     

     

     

    Comúnmente, al decidir los arreglos de custodia, cada estado tiene en cuenta factores que de una u otra forma incluyen lo siguiente:

     

    • Edad y sexo del niño.
    • Vínculos afectivos entre las partes implicadas y el niño.
    • Relación entre el niño y sus hermanos, si tiene alguno.
    • La capacidad de las partes que solicitan la custodia para brindar un entorno de crianza afectivo para el niño.
    • La capacidad y medios para brindarle al niño comida, vestimenta, atención médica y otros cuidados necesarios.
    • Las características de las partes que solicitan la custodia: edad, salud física y mental, estabilidad, carácter.
    • El efecto de la continuación o interrupción propuesta del hogar existente del niño.
    • Las preferencias del niño, si el juzgado considera que el niño es lo suficientemente maduro física y mentalmente para tomar dichas decisiones.
    • La capacidad de las partes implicadas de llegar a un arreglo aceptable con respecto al régimen de visitas al niño.
    • Abuso o violencia doméstica presenciada por el niño cometida por cualquiera de los padres hacia el niño, hacia otro hermano/pariente cercano o entre los padres.
    • Otros factores importantes propios del conflicto de la custodia de un menor.
  • Paternidad

    Paternidad

    ¿Cómo Reconoce la Ley el Padre de un Niño?
    Las leyes de la paternidad son complejas y varían de estado a estado. A menudo el padre legalmente reconocido no es el padre biológico.

    Aquí está cómo la mayoría de los estados categorizan un padre:

     

    Padre Admitido, "Acknowledged":
    Un padre admitido es un hombre soltero quien ha admitido ser el padre del niño. Un padre admitido debe pagar el subsidio familiar (de niño).

     

    Padre Aceptado, "Presumed":
    Un padre aceptado es un hombre casado que:

     

    • Era casado con la madre cuando concibieron o cuando nació el niño, o
    • O legalmente aceptó ser el padre del niño de su esposa.
    • O actúa y se comporta como si fuese niño suyo.
    • Un padre aceptado también debe pagar el subsidio familiar.

     

    Padre Soltero:
    Un padre soltero es un hombre no-casado que tiene un niño con una mujer. El padre soltero debe pagar el subsidio familiar si una corte encuentra que él es el padre biológico o admitido. Un padre soltero que paga el subsidio familiar puede también tener derechos de visitación con el niño.

     

    Padrastro:
    Un padrastro es un hombre que se casa con una mujer que tuvo un niño con otro hombre. Los padrastros no tienen ningún deber de subsidiar al niño. Sin embargo, un padrastro puede adoptar su hijastro con el consentimiento del padre biológico o del hijastro. Si un padrastro adopta legalmente a su hijastro, entonces él debe pagar el subsidio familiar.

  • Mediación

    Mediación

    La Mediación es un método voluntario de gestión de conflictos, que incluye a un tercero neutral –el mediador- con la función de ayudar a que las partes involucradas en un conflicto puedan negociar desde la colaboración, una resolución del mismo satisfactoria para todos.

     

    Eso mismo trasladado al ámbito familiar hace que la mediación en procesos tales como separación, divorcio, parejas de hecho, reparto de herencias, cuidado de personas mayores o cualquier otro conflicto familiar, cree un espacio en el que es posible escuchar al otro y luego tomar decisiones para llegar a acuerdos que faciliten gestionar los problemas de forma no contenciosa.

     

    La Mediación Familiar, por tanto, es un proceso voluntario y estructurado en el cual el mediador/a profesional experto, ayuda a las partes a resolver los desacuerdos que tengan, creando un espacio que facilite a las personas implicadas la negociación hasta alcanzar una solución percibida por ellos como satisfactoria y al logro de su cumplimiento.

  • Manutención de menores

    Manutención de menores

    La manutención de un menor es la obligación económica continua de asegurar el bienestar de los hijos nacidos de una relación o matrimonio que ya no existe. Por lo general, es consecuencia de un divorcio, separación o anulación, donde se le asigna la custodia de los hijos a uno de los padres o ambos padres comparten la custodia. Lo más probable es que se obligue al padre que no tiene la custodia y que, por consiguiente, no es el cuidador primario a proporcionar la ayuda económica. Un tercero también puede recibir la manutención de un menor, cuando ninguno de los padres tiene la custodia del niño, y el niño está bajo el cuidado de un tercero.

    En los casos en que los padres no estaban casados entre sí al momento de nacer el niño, primero se debe establecer la paternidad para identificar legalmente a los padres. Al establecer la paternidad, el niño goza de los mismos derechos que un niño nacido de padres que estaban casados al momento de su nacimiento.

     

    Pagos de manutención de un menor:

    La cuestión de determinar la manutención de un menor puede abordarse de dos maneras. La primera consiste en calcular el costo de manutención de un niño, mientras que la segunda considera cuánto puede contribuir el padre al bienestar del niño. El gobierno federal requiere que todos los estados tengan pautas de cálculos para las órdenes de manutención de menores, que puedan ser verificadas y certificadas. En última instancia, es el juzgado de familia el que expide las órdenes de manutención de un menor, teniendo en cuenta todos los factores anteriormente mencionados al decidir el monto necesario para mantener al niño. Por lo general, las órdenes de manutención de un menor se revisan cada tres años para ajustar y modificar el monto, de acuerdo con los cambios en las necesidades económicas del niño o en los ingresos del padre que no tiene la custodia.